Compromiso hacia la digitalización: los valores de Petit Bateau

En el contexto de un mercado textil que cambia rápidamente y que se enfrenta a todo tipo de desafíos económicos, sociales y medioambientales, Petit Bateau ha adoptado un importante giro estratégico: en julio de 2021, Petit Bateau optó por adquirir una unidad de producción digital Epson Monna Lisa.

La marca de ropa infantil más famosa del país ocupa un lugar especial en el corazón de los franceses gracias, en parte, a una reputación labrada a partir de los valores que la impulsan y guían. Valores que han definido a la empresa que ha formado parte de nuestra niñez durante más de un siglo. Ahora, Petit Bateau apuesta decididamente por las tecnologías digitales, según manifiesta Jean-Marc Guillemet, director de Operaciones.

Fiel a sus valores desde 1893

A veces, las ideas más sencillas son las más poderosas: Petit Bateau decidió acortar los calzoncillos largos en 1918, y con ello inventó la ropa interior de algodón que aún hoy llevan nuestros hijos…

Aunque es una anécdota divertida, es representativa del enfoque característico de Petit Bateau: interactuar con sus clientes para ofrecerles productos duraderos, sostenibles, de buena calidad y atemporales. Estas son las mismas especificaciones a las que da respuesta la impresora industrial Monna Lisa con tinta pigmentada de Epson.

Producir internamente para disponer de control total de la cadena de valor

Petit Bateau imprime 2,5 millones de metros lineales al año utilizando varias impresoras textiles. La impresión es en realidad el único paso de producción que se subcontrata, mientras que el teñido, el tejido, el corte y el acabado se gestionan internamente.

¿Por qué darle la vuelta al proceso en 2021?  “Tras pasar por la crisis de la COVID-19, algo que cambió el panorama de muchas cosas, decidimos volver a centrarnos en nuestro ADN, una base desde la que impulsar la sostenibilidad, el respeto por el planeta y llevar a cabo nuestra misión: conectar a los niños con la naturaleza”,manifiesta Jean-Marc Guillemet.  “Pero entonces vinieron otras preguntas: ¿cómo fabricar de la forma más eficientemente posible? ¿Cómo reaccionar rápidamente a las demandas cambiantes? ¿Cómo combinar nuestro compromiso en el ámbito de la RSC con la rentabilidad? ¡Una respuesta a todos estos problemas es digitalizarse!”

 

 

Epson Monna Lisa, en concordancia con los valores de Petit Bateau

Para abordar este nuevo enfoque estratégico con las tecnologías digitales, Petit Bateau estableció tres objetivos fundamentales: calidad del patrón de impresión, RSC mejorada y mayor capacidad de respuesta.

En respuesta a estos imperativos y a la necesidad de apoyo para pasar a un proceso digital, Epson fue la marca que cumplía todos nuestros requisitos y de mejor forma que otras marcas. Otro aspecto importante: nos parece que Petit Bateau y Epson comparten los mismos valores. Esto es significativo porque la evolución de nuestra herramienta de producción es mucho más que una inversión; implica un profundo cambio en el modelo de producción que requiere soporte a largo plazo y que Epson puede proporcionar.

Este soporte es una parte más del enfoque de Epson, ya que el grupo controla todos los parámetros relacionados con la impresión. Y esto incluye el control total sobre el diseño de la impresora Monna Lisa y el desarrollo de sus cabezales de impresión, tintas y productos auxiliares, así como el preprocesamiento, posprocesamiento y mantenimiento.

Impresión digital sobre textiles: ventajas orientadas a la rentabilidad

“En el avance de nuestro proceso mental hacia la digitalización, nuestro principal imperativo era ofrecer al menos la misma calidad y gestión de tintas que la serigrafía”, continúa Jean-Marc Guillemet.  “Pero, con la Monna Lisa y sus 8 colores ( CMYK , gris, naranja, verde y rojo), el nivel de calidad cumple nuestros requisitos e incluso podemos llevar patrones a un nivel superior, con muy buenos resultados incluso tras ¡25 lavados!

Otra ventaja que ofrece un proceso de producción digital es la capacidad de aumentar la capacidad de respuesta según la demanda del mercado.

Usando nuestra cadena de valor  tradicional, tardaríamos diez semanas en hacer lo mismo a lo largo de la temporada. Hoy, con la Monna Lisa de Epson, ¡este tiempo se reduce a diez días! Cinco días para imprimir y cinco días para cortar y confeccionar.  Así que podemos responder muy rápidamente a las tendencias del mercado y adoptar un modelo de impresión bajo demanda, minimizando el volumen de artículos no vendidos, también las pérdidas y reduciendo el riesgo a cero.

Como resultado, la impresión bajo demanda tiene una misión triple: producir solo lo que se vende, mejorar la rentabilidad del negocio y reducir la huella medioambiental. Esto demuestra cómo la producción bajo demanda puede convertirse en un factor de crecimiento real”.

Epson Monna Lisa: un compromiso de RSC

Más allá de la capacidad de respuesta que permite la producción de textiles con la impresora Monna Lisa, la integración de una solución de impresión digital aporta otras cualidades que refuerzan el enfoque de RSC de Petit Bateau.

“Por lo tanto, esta herramienta de producción de Epson  parte de una base de fabricación más racional de las colecciones. También permite a nuestros equipos reunirse en torno a un proyecto estratégico pionero en el mercado y refuerza nuestros valores. La impresora Monna Lisa permite, por lo tanto, transformar las tareas, lo cual es una motivación extra para los equipos de Petit Bateau.Y si analizamos los aspectos puramente medioambientales, recordemos también que la impresión digital en textiles tiene un impacto muy interesante en el consumo de energía y agua: un 50 % menos de consumo de electricidad y un 30 % menos de consumo de agua en comparación con el proceso de estampado tradicional”.

Monna Lisa, un proyecto que abre nuevas posibilidades

La incorporación de Monna Lisa representa una cierta revolución en los procesos de Petit Bateau y también, de forma más amplia, para todo el mercado.

Tanto si se trata de criterios económicos, medioambientales como de RSC en general, todos son argumentos que respaldan un nuevo modelo de producción más virtuoso.

La transformación del sitio Troyes en una plataforma para la fabricación bajo demanda tiene como objetivo permitir que la marca Petit Bateau mejore su rentabilidad y su huella medioambiental controlando toda la cadena de valor. Es una herramienta de producción que nos permite adaptarnos con mucha flexibilidad. Este ambicioso proyecto fue posible gracias al plan de recuperación “France Relance” y nos ha posicionado en una nueva dinámica global para replantear nuestro negocio, poniendo la tecnología digital en el centro de nuestras soluciones

Información del artículo

FECHA DE PUBLICACIÓN
TAGS
#monnalisa, #textile

Case study downloads

Media Downloads

Key facts

  • La impresión textil digital tiene un impacto muy interesante en el consumo de energía y agua:
    un 50 % menos de consumo de electricidad y un 30 % menos de consumo de agua en comparación con el proceso de estampado tradicional.

Información del artículo

La Tremenda confía en Epson TM-L100 para pedidos más ágiles
VER MÁS
Tecnología Sin Calor, para educar a las generaciones futuras
VER MÁS
Proyectores Epson iluminan la Novena de la Virgen de los Milagros en Orense
VER MÁS